11 julio 2024

Porque el arte siempre es noticia

Concha de Oro histórica para ‘Beginning’ en el Festival de San Sebastián

Festival de Cine San Sebastián

Una ópera prima rompe récords en San Sebastián. Beginning, de la joven cineasta georgiana Dea Kulumbegashvili es la gran triunfadora copando el palmarés como no se recuerda: Concha de Oro, Concha de Plata a la mejor dirección, Concha de Plata a la mejor actriz (Ia Sukhitashvily) y Premio del jurado al mejor guion.

El mensaje del jurado presidido por Luca Guadagnino es contundente: Beginning es la película del festival. Su proyección polarizó a público y crítica, pero guste o más o menos, hay consenso en que es la propuesta visual más hipnótica, original y arriesgada. Es solo la tercera ocasión en la que una película dirigida por una mujer obtiene la Concha de Oro.

Beginning es la historia de una doble opresión que sufre una mujer en la Georgia rural: como esposa del líder de una comunidad de Testigos de Jehová padece la persecución de la mayoría ortodoxa y, como mujer, de la violencia machista en general.

De argumento truculento, su deslumbrante forma encaja perfectamente con el fondo: es pura opresión y violencia latente. Rodada en un cuadrado formato de 4:3, y en largos planos fijos con apenas un puñado de lentas panorámicas, todo lo que se ve está determinado por la permanente amenaza de lo que no se ve.

En Beginning conviven el mejor Haneke dominador de fuera de campo con el Pawlowski de planos asimétricos de Ida, pero la voz cinematográfica de Dea (en Georgia el trato formal es el del nombre de pila) es suficientemente original para no relacionarla demasiado, especialmente por la larga duración de sus secuencias en las que desafía las convenciones del espectador.

Premio para el documental producido por Johnny Depp.

La danesa Druk (Another round), del danés Thomas Vinterberg, la otra gran favorita para la Concha de Oro, se conforma con la Concha de Plata al mejor actor ex aqueo para sus cuatro protagonistas: Mads Mikkelsen,Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe.

Vinterberg -exniño prodigio del movimiento Dogma- retrata a una cuadrilla de profesores de instituto que deciden suplir la insatisfacción de la vida de clase media madura añadiendo un constante 0,5 de alcohol en sangre. La comedia del subidón antecede al drama de bajón en una cinta mucho más accesible que Beginning y que promete ser una de las películas europeas más premiadas del año.

Y la gran sorpresa es el Premio Especial del Jurado para Crock of Gold: A Few Rounds with Shane MacGowan (dirigido por Julian Temple), que recorre los años de gloria y excesos de todo tipo de Shane MacGowan, líder de la mítica banda The Pogues.

Producido por Johnny Depp amigo y compañero de juergas de MacGowan, es quizá el reconocimiento más extraño del palmarés, y, aunque caótico y convencional, hay que reconocer que es una producción de gran lujo para un documental. «No hay diferencia ente ficción y documental», ha agradecido Temple.

La edición más extraña de San Sebastián termina con el deber cumplido: las películas se han visto y debatido. El nivel del festival, con numerosas películas seleccionadas por el no celebrado Festival de Cannes, como la propia cinta ganadora, ha superado con mucho al de las últimas ediciones. Ahora queda lo más difícil: decidir cuándo llegarán a las salas de cine en medio de un panorama incierto y oscuro.

error: Contenido Protegido